¿Cuáles son los obstáculos que impiden a las mujeres hacer fitness?

fitness mujeres

No hay duda que una actividad física regular es vital para tener una buena salud física y mental. El fitness ayuda a mejorar tu salud y tu estado físico en general, mantener tu peso saludable, así como reducir el riesgo de padecer muchas enfermedades crónicas, incluso promover una buena salud mental. Pero en la actualidad y de hecho, desde siempre, las mujeres han enfrentado barreras que les impiden hacer fitness y beneficiarse de todo lo dicho anteriormente.

¿Por qué las mujeres hacen fitness?

En una gran mayoría de los casos, las mujeres que hacen fitness usualmente lo hacen para mejorar su condición física, para divertirse, administrar su peso y para tener un tiempo para ellas. Pero como ya mencionábamos, muchas veces las mujeres no realizan estas actividades físicas por diferentes motivos que analizaremos a continuación.

¿Qué evita que las mujeres hagan fitness?

Los obstáculos más comunes que impiden a las mujeres hacer fitness por lo general incluyen la falta de tiempo, la falta de motivación, las demandas de la crianza, la falta de energía, alguna condición médica, la falta de dinero e incluso los estereotipos de género.

Típs para superar esos obstáculos

Aunque parezca que todo lo anterior no tiene solución, en realidad hay varias cosas que se pueden hacer para derrumbar esas barreras.

entrenamiento fitness mujeres

Falta de tiempo

Muchas mujeres sin duda que tienen que hacer malabares con la gran cantidad de tareas que realizan a lo largo del día, desde la crianza de los hijos, los deberes en el hogar, hasta el trabajo remunerado, las compras, etc. Sin duda es normal que no encuentren tiempo ni para ellas mismas. La recomendación sin embargo, es intentar hacer ejercicio siempre que tengas la oportunidad de hacerlo. Considera el hecho de que 3 sesiones de 10 minutos de actividad física durante el día, te ofrecen los mismos beneficios para la salud que una sesión continua de 30 minutos.

Los DVD o los videos de fitness por Internet, son una buena forma de realizar actividad física en aquellos días que te encuentres ocupada. Igualmente puedes intentar desarrollar actividades con tus hijos, como caminar a las tiendas o jugar en el parque, todo ello es una manera de mantenerte activa.

Falta de motivación

Algunas mujeres mencionan que no se sienten motivadas sin un compañero de entrenamiento. Otras piensan que para tener resultados, el fitness debe ser doloroso, sudoroso y agotador. Si este es tu caso, entonces es buena idea que busques alguien con quien hacer fitness. También puedes informarte en tu localidad sobre los centros comunitarios para saber más sobre los clubes de ejercicios en tu área. Podrías por ejemplo, unirte a un grupo de caminata local o a un grupo que realiza ejercicios aeróbicos todas las mañanas. No te limites únicamente a los gimnasios y a trotar, busca personas que compartan intereses de actividades similares.

Las exigencias de la crianza

No hay duda que los hijos pueden ser muy demandantes e incluso muchas veces las mujeres también deben hacerse cargo del cuidado de parientes mayores. Lo que puedes hacer en estos casos para que tengas tiempo para entrenar es compartir las tareas domésticas con tu pareja o parientes cercanos. Tal vez tu familia pueda ayudarte o incluso puedes recurrir a una guardería infantil como una opción.

Falta de energía

La fatiga es el resultado de un estilo de vida saturado y no hay duda que las mujeres con frecuencia experimentan esta falta de energía a lo largo del día. La buena noticia es que el ejercicio regular proporciona energía para enfrentar de mejor forma las demandas de la vida diaria. Si tienes en cuenta esto, el fitness puede ayudarte a superar el cansancio y la falta de energía durante las primeras semanas de ejercicio regular.

Problemas médicos

Una condición médica puede ser también uno de los principales obstáculos en las mujeres para hacer fitness. Las mujeres mayores tienen más probabilidades de experimentar un problema de salud crónico, por ejemplo, la artritis, que limita el que puedan realizar ciertas formas de ejercicio. Es importante entonces que consultes con tu médico para determinar el tipo de ejercicios que puedes realizar. En la mayoría de los casos, las limitaciones físicas no excluyen todas las actividades físicas.

Falta de dinero

Es verdad que ir al gimnasio significa tener que pagar por una clases que muchas veces es un lujo que no todas nos podemos dar. Las mujeres con bajos ingresos entonces, tienen una menor probabilidad de hacer fitness. Lo cierto es que para hacer fitness no necesitas de ropa deportiva cara, ni tampoco de una costosa membresía de gimnasio. Tu casa puede ser el mejor lugar para ejercitarte e incluso en un entorno mucho más íntimo y tranquilo. Tienes la ventaja de que tu defines tus horarios y no requieres de mucho espacio para hacer sentadillas, abdominales, etc.

Estereotipos de género

Hay mujeres que consideran que la crianza de los hijos y las tareas domésticas es su trabajo, por lo cual no tienen tiempo para ellas mismas. Si te sientes de esta manera, piensa sobre tus creencias del rol de las mujeres. Puede ser que el sexismo sea una de las barreras que te impidan hacer fitness, sin embargo considera que la forma más importante de cuidar a los demás, es primero cuidarte a ti misma.

Cosas a considerar

Hacer fitness es mucho más factible cuando te aseguras de tener un plan de entrenamiento con anticipación. Por ello conviene considerar lo siguiente:

  • Primero debes identificar tus propias barreras, como la motivación o la falta de dinero y pensar en una posible gama de soluciones.
  • También debes tener en cuenta las creencias personales que pueden estar impidiendo que hagas ejercicio. Desafía tus creencias y ayuda a tu familia a darse cuenta de que tus necesidades son tan importantes como las suyas.
  • Encuentra un grupo de apoyo, puede ser tu pareja, la familia, los amigos, etc.
  • Busca una actividad física que te guste, es más probable que la realices constantemente si se trata de una actividad que disfrutas.
  • Establece objetivos alcanzables y no te desanimes si solamente encuentras tiempo para una o dos sesiones de ejercicio a la semana, prepárate con tu equipación de fitnes. Aunque sea poco, ayuda y ese ejercicio es mucho mejor que no hacer ninguna actividad física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *